Bienestar Social

Una jornada de convivencia en el CEIP Cristóbal Colón clausura el Proyecto Barrio Alto

Jueves, 22 Junio, 2017 - 10:46

El colegio público Cristóbal Colón acoge el próximo lunes día 26 una jornada de convivencia para clausurar el proyecto de actuación en Barrio Alto, enmarcado dentro del Programa de Intervención en Zonas con Necesidades de Transformación Social.

La clausura del curso comenzará a las 19:30 horas y contará con talleres y actividades, entre ellos musicoterapia y degustación en un concurso de tortillas. También se dará a conocer el fallo del jurado al mejor relato poema y se entregarán diplomas a todas las personas que han participado en el proyecto de intervención. El acto contará además con las actuaciones especiales de la academia de baile “Carmen Morales” y el grupo “Compartiendo Voces”.

El alcalde, David de la Encina, anunciaba en marzo la celebración de esta convivencia con el fin de “poner en valor un programa que como éste devuelve esperanza y ganas de vivir, además de ilusión y calidad de vida a personas que habitan en zonas desfavorecidas de El Puerto”.

El Programa de Intervención en Zonas con Necesidades de Transformación Social, que se inició en 2009, cuenta con una financiación mayoritariamente municipal, ya que el Ayuntamiento aporta más de 92.000 euros al programa, a los que se suman 46.000 euros aportados por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía.

Más de 400 personas de Barrio Alto se benefician de las cuatro acciones desarrolladas en el programa: “Estimulación y Reintegración en el Sistema Educativo”, “Ciudadanos Voluntarios”, “Atención educativa a la familia” y “Promoción de la participación de mayores en riesgo de exclusión social”. Estos talleres han tenido lugar en el Palacio de Purullena, reabierto recientemente.

El primer edil destaca que “desde el Gobierno local planteamos este acto como una gran convivencia para acercar a todas las personas que hacen posible esta acción, desde el equipo de profesionales y personas voluntarias, hasta familiares de las personas beneficiadas del proyecto”. 

Los expertos contratados han sido tres trabajadores sociales, dos profesores -uno de ellos de adultos-, un educador social, un monitor sociocultural y un auxiliar administrativo. La duración de los contratos es de ocho y diez meses, y cada uno de ellos ha estado destinado a una de las cuatro acciones mencionadas anteriormente.