Urbanismo y Patrimonio

Encuentro en Madrid para buscar soluciones a las nuevas servidumbres aeronáuticas

Martes, 6 Marzo, 2018 - 09:14

El teniente de alcalde de Urbanismo, Ángel Quintana, ha informado de la reunión celebrada el pasado viernes en Madrid, para abordar el Real Decreto 762/2017, de 21 de julio, (con entrada en vigor 9 de septiembre 2017) por el que se modifican las servidumbres aeronáuticas del Aeropuerto de Jerez; quedando afectada una importante extensión del municipio portuense, con las consecuencias que ello tiene para las inversiones urbanísticas en la ciudad.

Inicialmente, la nueva norma afecta a toda nueva edificación y en concreto al nuevo perímetro el Casco Histórico y al polígono Salinas de San José, así como a todo el espacio intermedio.

Dada la importancia del asunto, el responsable de Urbanismo ha instado a la celebración de este encuentro con directivos de AESA; destacando que “el resultado ha sido satisfactorio, puesto que hemos alcanzado varios acuerdos con AESA de cara a suavizar los condicionantes impuestos por la normativa al objeto de beneficiar a la ciudad, en tanto en cuanto, se ha avanzado en las diferentes posibilidades para no alargar la tramitación de licencias”. En este sentido, se cerró la posibilidad de solicitar mediante oficio una autorización que englobe obras menores y de escasa entidad con una altura de entre 4 y 8 metros, que por sus características no afecten de manera directa al espacio aéreo o la confirmación de agilizar los trámites en 40-45 días, solicitándose por parte del Ayuntamiento desde la entrada de la solicitud de licencia.

Y es que, como informa Urbanismo, el efecto más inmediato de estas nuevas determinaciones aeroportuarias es un importante retraso de los plazos en la tramitación de las licencias urbanísticas concedidas por el Ayuntamiento. Dado que, con este nuevo decreto, se debe solicitar un informe a AESA para obtener autorización por cada licencia solicitada; siendo el plazo máximo para la evacuación de dicho informe de entre 3 y 6 meses según el caso, lo que generaría que no se podrían autorizar obras, instalaciones o plantaciones, sin previa resolución favorable del órgano competente, actualmente la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

Por otro lado, en AESA han tomado conciencia de la problemática que generan estas nuevas condiciones sobre el municipio y las repercusiones que tendrán, ya que afectan negativamente a posibles inversores que quieran fijarse en la ciudad. Por eso, se han comprometido a agilizar en la medida de lo posible la revisión de la norma.