Solidaridad

Medio centenar de portuenses se concentra en solidaridad con los refugiados

Lunes, 9 Abril, 2018 - 20:54

En torno a medio centenar de portuenses se han cocnentrado a última hora de esta tarde en la Plaza Peral, convocados por la Mesa de Trabajo en Defensa de las Personas Refugiadas, para denunciar las políticas de la Unión Europea en materia de migración y Derechos Humanos.

La iniciativa surgió el pasado viernes después de una reunión del citado órgano, en la que se analizaron los últimos acontecimientos en relación a la paralización de la actividad de la organización Open Arms y otras ONG, que han sido procesadas por rescatar a emigrantes que naufragaban en el Mediterráneo.

 

A continuación reproducimos el manifiesto que se ha leído al término de la concentración:

 

"La situación de las personas refugiadas y migrantes es insostenible, una auténtica vergüenza que debería sonrojar a los gobiernos europeos, por la crueldad de las políticas que están ejerciendo en las fronteras y por eliminar con ellas cualquier tipo de esperanza que garantice la vida de estas personas.

Desde El Puerto la Mesa de Trabajo en Defensa de las Personas Refugiadas nos reunimos aquí hoy, en la Plaza Peral, para denunciar que este modelo es un desprecio a la vida humana. La negación que hace Europa de los Derechos Humanos no es nada nuevo, y cada vez está siendo más descarada por parte de quienes tienen en sus manos cambiar la situación que sufren millones de personas en el mundo.

Europa ha vuelto la espalda una vez más a la población civil de Gaza. Durante la marcha pacífica del pasado viernes 30 de marzo, Día de la Tierra, el pueblo palestino reclamó de forma pacífica el cumplimiento del derecho al retorno de las personas refugiadas, recogido en la Resolución 194 de Naciones Unidas. El ejército israelí respondió asesinando a 17 personas y dejando heridas a más de dos mil.

Siguen apareciendo cadáveres en el Estrecho, cadáveres de personas que huyendo de la guerra y las miserias de sus países intentaban cruzar las aguas en busca de una vida mejor, en busca de una esperanza.

Más de 60 personas han perdido la vida en el Estrecho en lo que llevamos de años.

Pero Europa no sólo cierra los ojos sin hacer nada. Ahora también se permite el lujo de criminalizar la solidaridad que ejercemos con pueblos hermanos. El ejemplo más reciente es la paralización de la actividad de la organización Open Arms, que no solo ha venido sufriendo desprestigio y cuestionamiento desde las instituciones europeas en los últimos tiempos,  también ha sufrido con armas de fuego por parte de las fuerzas militares libias. Han secuestrado sus buques de ayuda humanitaria y se les ha interpuesto una querella por favorecer supuestamente la inmigración ilegal, cuando lo que hacen es intentar salvar vidas humanas. Desde El Puerto toda nuestra solidaridad con los compañeros y compañeras del Open Arms.

La vergüenza de esta Europa, de las Naciones Unidas y de tantos responsables que vulneran incontables normativas y legislaciones con plena consciencia porque sigue un modelo de gestión que tiene una lógica perversa que se repite una y otra vez en distintos contextos, pero con el mismo resultado.

Ante todos estos hechos insoportables, no queremos que el silencio nos haga cómplices.

Queremos denunciar la vergüenza y la miseria de las políticas y prácticas que siembran muerte sin descanso".

 

 

Audio: