Deportes

El Club Atletismo Alcanatif, en lo más alto del podio

Miércoles, 30 Mayo, 2018 - 14:37

El atleta portuense Enrique Salagre Simón, integrante del Club Atletismo Alcanatif, ha conseguido en la categoría cadete la Medalla de Oro del Campeonato Andaluz de Atletismo de Pruebas Combinadas celebrado este fin de semana en Isla Cristina (Huelva).

Esta medalla de oro corresponde a una de las disciplinas más exigentes dentro del atletismo. Por ello, tanto el atleta como su entrenador han querido agradecer a la Concejalía de Deportes su apoyo y disposición para el buen desarrollo de los entrenamientos diarios, lo que les ha permitido acudir al campeonato en las mejores condiciones; así como compartir este premio y esta alegría con el Club Atletismo Alcanatif.

Durante el fin de semana la Ciudad Deportiva de Isla Cristina (Huelva) ha acogido el Campeonato Andaluz de Atletismo de Pruebas Combinadas, en las categorías de sub16 a senior. Más de 300 deportistas participaban en las jornadas de sábado y domingo por hacerse con un hueco entre los medallistas del campeonato.

Los deportistas han competido en sus respectivas pruebas de lanzamiento, carreras cortas y media distancia con vallas y salto vertical y horizontal, seguidos por un público fiel al deporte, familiares y responsables del evento en Isla Cristina (Huelva).

La competición comenzaba el sábado  a las 11:30 horas con la carrera de los 100 metros lisos y lo hacía de forma espectacular con Enrique Salagre en primera posición y batiendo su mejor marca personal, dejando el crono en 11,81 segundos y logrando con ello la marca mínima de la disciplina atlética de esta categoría. Seguidamente comenzaba el lanzamiento de peso, disciplina en la que atleta y entrenador han decidido este año emprender nueva forma de ejecución de lanzamiento, a sabiendas de que ello requiere un tiempo de aprendizaje, pero que será beneficioso en un futuro más bien corto. Aún así, Enrique realizó un lanzamiento de 10,08 metros, estando el registro dentro de los parámetros esperados a estas alturas de temporada.

Continuaba la competición con el salto de altura. Las expectativas eran buenas: el atleta saltaba con facilidad 1,63 metros, pero su rodilla izquierda se resintió. Llegaba una pequeña molestia que no permitía salvar el listón en la siguiente posición. Terminaba la jornada del sábado con el lanzamiento de disco y esta pequeña molestia. Era necesario terminar bien la jornada y en primera posición. Para ello, y con un esfuerzo titánico, Enrique lanzaba el disco a 38,78 metros de distancia desde el punto de origen, ocupando de nuevo la primera posición de la disciplina atlética.

Centrados en la jornada del domingo, tras una larga noche y con el dolor en esa rodilla maltrecha, la decisión entre entrenador y atleta estaba clara: había que apartar el dolor y competir. Así comenzó el concurso con los 100 metros vallas y un destacable registro de 16,35 segundos, que le otorgaba unos valiosos 694 puntos. Llegaba entonces la prueba más difícil de la mañana para el estado de la rodilla izquierda: el salto con pértiga. Entrenador y atleta tomaron la decisión de “cuantos menos saltos mejor”. Había que arriesgar en la posición del listón. Enrique pasa con soltura la altura de 2,50 metros y se va directamente a buscar el listón de los 2,70 metros, altura que no supera por milímetros. Tocaba ahora afrontar el concurso de lanzamiento de jabalina, donde el atleta volvía a colocarse primero con un lanzamiento de 35,98 metros. Y por fin su prueba favorita, la media distancia, los 1.000 metros lisos. El atleta se animaba a correr y dejar el dolor. El esfuerzo es inmenso, pero llegó primero a la meta. El rostro delataba el sufrimiento.