Asociaciones

Más de 200 personas acudieron a la clausura del Certamen de Pintura para Mayores

Sábado, 27 Abril, 2019 - 08:50

Un instante de la clausura del XII Certamen de Pintura para Mayores.

Uno de los salones del Hotel Soho Boutique Puerto, ubicado en la avenida de la Bajamar, acogió en la tarde del jueves la clausura del XII Certamen de Pintura para Mayores, el cual organiza la Asociación Española de Disfonía Espasmódica.

El evento comenzó poco antes de las cuatro y media de la tarde, instante en el que comenzaron a llegar los primeros asistentes entre los que se encontraban los 60 participantes de esta edición, familiares y varios de los responsables de los centros de la provincia de Cádiz. Más de 200 personas que no quisieron perderse este pequeño homenaje a los mayores de la ciudad.

A partir de ese momento los voluntarios de Aesde comenzaron a repartir una bolsa que contenía una botella de agua, un zumo y un paquete con dos magdalenas, a modo de merienda, a todos los allí presentes. Los más golosos también pudieron disfrutar de un helado, a elegir entre varios sabores, así como de vino dulce.

Fue el coro Voces de antaño el que arrancó los primeros aplausos de una clausura que se alargaría hasta más de las siete de la tarde. Durante la actuación fueron varios los que no pudieron aguantar en sus asientos y comenzaron a bailar en el escenario.

Instantes después comenzó el momento más esperado por todos, el de la entrega de la obra galardonada, el del obsequio compuesto por varios productos de higiene personal y el conocer a qué restaurante o peluquería asistirían en los próximos días. La temática de esta edición era la Feria de Primavera y Fiesta del Vino Fino.

El alcalde de la ciudad, David de la Encina, junto a la presidenta de la asociación, Encarnación Caballero, y el periodista Adrián Verano, fue el encargado del reparto de los premios donados por empresarios de la ciudad.

La clausura del XII Certamen de Pintura para Mayores será, sin lugar a dudas, difícil de olvidar para todos los que acudieron y para a los que se les escapó alguna lágrima de emoción ante tanta felicidad desbordada.