Asociaciones

La Sede Portuense Humanitaria del Cáncer cumple 25 años

Lunes, 23 Septiembre, 2019 - 13:45

Un momento de la entrega del reconocimiento.

El alcalde de El Puerto, Germán Beardo, acompañado por María del Carmen Lara, edil de Servicios Sociales, Familia e Igualdad, ha recibido en el Ayuntamiento a Alberto Álvarez de Cienfuegos, fundador y presidente de la Sede Portuense Humanitaria del Cáncer, quien estuvo acompañado por Maribel Vilches, secretaria de la entidad.

Álvarez ha aprovechado la ocasión para hacer entrega al alcalde de una placa de agradecimiento "en reconocimiento por la buena disposición y la colaboración prestada por el Ayuntamiento desde que la Sede se fundara en junio de 1994, celebrando este año su 25 aniversario".

El primer edil ha querido reconocer la labor que lleva a cabo la Asociación, "todo un referente en la ciudad al ser pionera en ofrecer apoyo a los afectados por el cáncer, disminuyendo el impacto causado por esta enfermedad".

Asimismo, ha querido distinguir a su presidente por “la dedicación y el esfuerzo que ha mostrado día a día a lo largo de estos 25 años en los que ha estado al frente de la Sede mejorando, en lo posible, la vida de las personas involucradas”.

Beardo ha elogiado también "la encomiable tarea de solidaridad que llevan a cabo todos y cada uno de los voluntarios, cuyo papel es fundamental y un claro ejemplo de solidaridad”.

El alcalde, además, ha explicado que "uno de los objetivos fundamentales del Consistorio es la colaboración y el apoyo a las asociaciones que, sin ánimo de lucro, realizan una labor social en el ámbito de la prevención del cáncer y en el de la superación de los problemas de reinserción social que puedan sufrir las personas afectadas por esta enfermedad".

Sede Humanitaria Portuense del Cáncer es una entidad sin ánimo de lucro nacida hace 25 años y cuyo principal compromiso es el de dar apoyo a los afectados por el cáncer, en especial a las mujeres mastectomizadas y enfermos de cáncer de pulmón.

Esta ayuda también se extiende a los familiares de los afectados a través de tratamiento psicológico, gracias a la colaboración de sus voluntarios, que suelen ser personas que han superado la enfermedad.

Una asociación que integra a pacientes, familiares, personas voluntarias y profesionales que trabajan unidas para sensibilizar y acompañar a las personas afectadas y financiar proyectos de investigación oncológica con el objetivo de ofrecer un mejor diagnóstico y tratamiento del cáncer.