Moda

Ángeles Verano conquista Sevilla caminando entre volantes

Lunes, 13 Enero, 2020 - 13:45

Ángeles Verano durante la presentación de "Caminando entre volantes".

La Fundación Cajasol, ubicada en el 4 de la Plaza de San Francisco, acogió el sábado la presentación, ante familiares, amigos y medios de comunicación, de las nuevas creaciones de moda flamenca de Ángeles Verano.

Quedaban pocos minutos para que el reloj del Ayuntamiento de Sevilla marcara las cinco de la tarde cuando cientos de personas se abarrotaban en las inmediaciones del lugar escogido por la diseñadora para ver, in situ, el más de medio centenar de confecciones que conforman “Caminando entre volantes”.

Poco a poco el patio porticado de la entidad se fue llenando de un bullicio que fue interrumpido por la voz de Agustín Bravo que, tras varios momentos de complicidad con María del Monte y la visualización de varios vídeos, daba paso, entre sonoros aplausos, a la portuense.

No fue hasta pasadas las seis de la tarde cuando llegaba uno de los momentos más esperados del evento, la entrega del Premio “Flamenca con arte” a Ruth Lorenzo. Ésta, a modo de agradecimiento, regaló a todos los allí presentes una versión a piano de “Sevilla”, canción popularizada por Rocío Jurado hace casi 30 años.

Tras la actuación, que dejó a muchos con la sensibilidad a flor de piel, comenzó el desfile con varias piezas que mezclaban los lunares, de un gran tamaño, con estampados multicolor sobre colores lisos como el morado, el naranja o el turquesa, entre otros tantos.

Las transparencias en la espalda y en las mangas, acompañadas por reproducciones de multitud de flores, fueron dejando a todos los allí presentes con ganas de una nueva edición de la Feria de Abril.

Los volantes no faltaron ni en las anteriores creaciones ni en las nuevas que se daban a conocer por primera vez, ya que fueron toda una constante aunque, en esta ocasión, se iban añadiendo en las mangas y en las colas.

Tanto los lunares como los estampados multicolor y de flores, así como las transparencias, iban salpicando a cada diseño, aunque en proporciones distintas, así como en lo referente a los tejidos, que fueron el algodón, la seda, el lino y el otomán.

Además de estos elementos, el encaje y la madroñera le robaron el protagonismo a algunos al incorporarlos al mantón, realzando aún más y de esta manera la silueta femenina.

A mitad del desfile, aproximadamente, fue cuando uno de los portados por Noelia Margotón robó todas las miradas ya que, además de no poseer mangas, una de las piezas del mismo estaba confeccionada por una rejilla que dejaba poco lugar a la imaginación.

Éste se fue sucediendo y, cada vez más, las diferentes gamas cromáticas fueron ocupando un mayor protagonismo en la moqueta negra por la que levitaban las modelos, siendo una de ellas la verde.

A modo de clausura, fueron seis los últimos trajes que se mostraron, éstos estaban conformados por grandes lunares en sus volantes y por colores lisos como el naranja, el rojo, el celeste, el magenta, el amarillo y el rosa, completando así el círculo que se inició hacía casi una hora.

Una vez que concluyó el carrusel, una emocionada Ángeles Verano recorrió cada una de las cuatro pasarelas para agradecer los aplausos que no cesaron hasta que se dirigió al photocall para inmortalizar el momento.

Hay que tener en cuenta que las creaciones, a modo de complementos, de Ópalo Negro, Rocío Casado, Marga Macías y José Álvarez Joyeros fueron las que completaron, a la perfección, cada uno de los outfits.

Debido al carácter benéfico del mismo, destinándose donaciones a favor de la Fundación de Sandra Ibarra, también se realizó un cóctel creado por Antonio Bort en exclusiva que tuvo lugar cuando se clausuró.

David Calleja, concejal de Fiestas, acompañado por José Álvarez y Olga Vaca, de José Álvarez Joyeros, no quisieron faltar al desfile de la diseñadora a la que acompañaron tanto antes como después de la presentación de “Caminando entre volantes”.

 

Se adjunta galería de imágenes.

 

Se adjuntan declaraciones de Ruth Lorenzo.

Audio: