Coronavirus

Desarrollo Económico

La Concejalía de Hostelería anima a la reapertura de las terrazas con máxima prudencia

Viernes, 15 Mayo, 2020 - 14:48

El concejal de Hostelería del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, Álvaro González, anima a los empresarios a proceder a la reapertura de las terrazas con máxima responsabilidad y prudencia, cumpliendo estrictamente con las normas de seguridad y protección fijadas en la fase 1 de la desescalada asimétrica.

González destaca que con el objetivo de aclarar las dudas comunes entre los empresarios y también por parte de los ciudadanos tras la entrada en vigor de la fase 1, el edil recuerda algunos de los aspectos fundamentales del capítulo IV de la Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, reseñando que dicho capítulo, que fija las condiciones para la reapertura al público de terrazas de los establecimientos de hostelería y restauración, establece que:

-Se consideran terrazas al aire libre todo espacio no cubierto o todo espacio que estando cubierto esté rodeado lateralmente por un máximo de dos paredes, muros o paramentos.

-Las terrazas al aire libre pueden reabrirse limitándose al cincuenta por ciento las mesas permitidas en el año inmediatamente anterior en base a la correspondiente licencia municipal.

-En el caso de que el establecimiento de hostelería y restauración obtuviera el permiso del Ayuntamiento para incrementar la superficie destinada a la terraza al aire libre, se podrán incrementar el número de mesas citado anteriormente, respetando, en todo caso, la proporción del 50%entre mesas y superficie disponible y llevando a cabo un incremento proporcional del espacio peatonal en el mismo tramo de la vía pública en el que se ubique la terraza.

-La obligatoriedad de asegurar que se mantiene la debida distancia física de al menos dos metros entre las mesas o, en su caso, agrupaciones de mesas.

-No se puede usar el interior del establecimiento, sólo se puede usar la terraza.

-No se permite que las personas estén de pie en la terraza: si están esperando mesa deben permanecer fuera de la terraza.

-La ocupación máxima es de diez personas por mesa o agrupación de mesas y la mesa o agrupación de mesas que se utilicen para este fin deberán ser acordes al número de personas, permitiendo que se respete la distancia mínima de seguridad interpersonal.

-La limpieza y desinfección del equipamiento de la terraza, en particular mesas, sillas, así como cualquier otra superficie de contacto, entre un cliente y otro. La limpieza y desinfección de la terraza debe hacerse un mínimo de dos veces al día, siendo una de ellas a la recogida de la terraza.

-Hay que limpiar y desinfectar sillas y mesas después de cada cambio de usuarios.

-Deben priorizarse las mantelerías de un solo uso, teniendo en cuenta que, si esto no fuera posible, debe evitarse el uso de la misma mantelería o salvamanteles con distintos clientes, optando por materiales y soluciones que faciliten su cambio entre servicios y su lavado mecánico en ciclos de lavado entre 60 y 90 grados centígrados.

-Poner a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad, en todo caso en la entrada del establecimiento o local, que deberán estar siempre en condiciones de uso.

-Evitar el uso de cartas de uso común, optando por dispositivos electrónicos propios, pizarras, carteles u otros medios similares.

-Almacenar en recintos cerrados y, si esto no fuera posible, lejos de zonas de paso de clientes y trabajadores, los elementos auxiliares del servicio, como la vajilla, cristalería, cubertería o mantelería, entre otros, limpiándolas y desinfectándolas después de cada servicio.

Eliminar productos de autoservicio como servilleteros, palilleros, vinagreras, aceiteras y otros utensilios similares, priorizando monodosis desechables o su servicio en otros formatos bajo petición del cliente.

-La ocupación máxima de los aseos será de una persona, salvo en aquellos supuestos de personas que puedan precisar asistencia, en cuyo caso también se permitirá la utilización por su acompañante. Deberá procederse a la limpieza y desinfección de los referidos aseos, como mínimo, seis veces al día.

-Se fomentará el pago con tarjeta u otros medios que no supongan contacto físico entre dispositivos, evitando, en la medida de lo posible, el uso de dinero en efectivo. Se limpiará y desinfectará el datáfono tras cada uso, así como el TPV si el empleado que lo utiliza no es siempre el mismo.

El concejal de Hostelería apela a la responsabilidad por parte de todos, empresarios y portuenses, para que todos podamos disfrutar de este avance, pero siempre con máxima responsabilidad y prudencia, ya que de este paso dependen todos los siguientes y nos estamos jugando muchísimo. Por tanto, insiste el edil de Hostelería, “es imprescindible el estricto cumplimiento por parte de todos de las normas vigentes. Nuestro pase a la siguiente fase y nuestro futuro dependen de ello. No podemos olvidarnos de que en España han fallecido ya más de 27.000 personas, por favor apelamos al sentido común, a la responsabilidad individual y colectiva para conseguir avanzar. No podemos permitirnos ni un paso atrás”.

 

Fuente de la imagen: Google Maps.