Obras

El alcalde visita las obras de la Casa Palacio de Las Cadenas y Roque Aguado

Miércoles, 2 Septiembre, 2020 - 14:28

El alcalde de El Puerto de Santa María, Germán Beardo, acompañado de la teniente de alcalde de Urbanismo, Danuxia Enciso, han visitado esta mañana las obras de consolidación que se están ejecutando en dos edificios históricos que forman parte del conjunto arquitectónico de la Plaza del Polvorista: la Casa de Las Cadenas y la Casa Palacio de Roque Aguado; propiedad en la actualidad de una entidad bancaria, que está procediendo a realizar los trabajos de rehabilitación que refuerzan la estructura tanto interior como exterior y la seguridad de ambas edificaciones

Actuaciones importantes, señala Germán Beardo, que "preservan nuestro patrimonio, pero que, además, cumplen con la ejecución de los requerimientos del Área de Urbanismo del Ayuntamiento", que ha exigido a la propiedad la preservación del edificio, catalogado con el nivel 2 de protección en el nuevo Plan Especial del Conjunto Histórico, en el que se recogen como actuaciones obligatorias "aquellas destinadas a conservar el inmueble, respetando la tipología, morfología y decoración original".

Cabe destacar que dichas obras están siendo ejecutadas por una empresa de Ciudad Real, Rafael Gómez Galdón SL, que cuenta con la habilitación para restauración de edificios catalogados como patrimonio de la ciudad y centra gran parte de sus trabajos en la restauración y rehabilitación de edificaciones y monumentos, así como Bienes de Interés Cultural.

La inversión que se está realizando, suma de ambos proyectos, es de unos 2.400.000 euros y consiste en tareas de forjados, cubiertas que refuerzan la seguridad de toda la estructura, incluyendo fachadas y estructuras interiores y exteriores; medidas para proteger ambos edificios del deterioro y expolio sufrido.

El proyecto debido a la importancia patrimonial de ambos edificios cuenta por supuesto también con un arqueólogo, que está documentando y catalogando todos los activos.

El primer edil quiere agradecer a la empresa que todos los trabajadores de ambas obras, que se están desarrollando de modo paralela, son de El Puerto de Santa María.

Beardo explica que los trabajos podrían estar concluidos en un año aproximadamente, abriendo la posibilidad de nuevos proyectos urbanísticos o hoteleros importantes para la ciudad de El Puerto, en una de las zonas que mayor auge tuvo en la época de cargadores a Indias.

La Casa de las Cadenas, también conocida como la Casa Palacio de Vizarrón, familia dedicada al comercio con ultramar a finales del siglo XVII, cuando El Puerto era parte fundamental en la historia hispanoamericana; está estructurada en tres plantas, con una superficie aproximada de 2.000 metros.

Ejemplo claro de la tipología de casas palacio de Cargadores a Indias, que en su estructura aún permite vislumbrar el auge y abolengo de la época, destacando por sus importantes dimensiones ya que además de vivienda eran almacén y oficina de sus moradores, cuya actividad era el comercio con América.

Cabe reseñar que esta Casa Palacio también albergó a Felipe V e Isabel de Farnesio en sus viajes a El Puerto, en la etapa 1723-1733, época en la que tenían su residencia establecida en Sevilla. De ahí la denominación de Casa de Las Cadenas, que conmemora el haber sido la residencia elegida de los reyes, con unas cadenas de hierro existentes en el patio.

Por su parte, la casa de Roque Aguado, palacio también de Cargadores a Indias del siglo XVIII, y residencia principal de la burguesía comercial, también ha sido testigo partícipe del comercio ultramarino, luego convertida en casa de vecinos con el mítico y ya desaparecido Bar El Repujo en una de sus fachadas, cuenta con unos 1500 metros de superficie, catalogado también como Bien de Interés Cultural en 2006 y, por tanto, con una catalogación en el máximo nivel de protección en el PGOU.

Beardo señala que ambas actuaciones simbolizan un cambio de rumbo esencial para ambos edificios, a los que el paso del tiempo, la dejadez y el expolio les ha pasado factura, pero que ahora avanzan hacia un nuevo futuro, donde todas las posibilidades están abiertas.

El regidor señala que estas obras ponen de manifiesto que a este equipo de Gobierno no le tiembla el pulso en exigir a los bancos que actúen sobre sus propiedades, iniciando así una nueva etapa en la que están obligados a responsabilizarse de sus inmuebles, protegiendo el patrimonio y poniendo en valor edificios históricos de nuestra ciudad. Germán Beardo, por último, explica que el caso de Las Cadenas y la de Roque Aguado son los primeros de una larga lista.